lunes, 26 de enero de 2015

Edimburgo se llena de esculturas de papel anónimas

 
Un autor desconocido ha estado dejando delicadas esculturas de papel hechas con libros viejos en distintas instituciones culturales de la ciudad de Edimburgo desde hace más de un año. Bibliotecas, museos, centros culturales... únicamente con un pequeño mensaje para ensalzar la importancia de los libros, las bibliotecas y el arte.
 
Unos dicen que es un reivindicación a los recortes, otros que forma parte de una acción de turismo, pero lo importante es que cada uno puede pensar lo que quiera, puede imaginarse la historia que quiera, porque la autora no quiere darse a conocer. Quiere que el foco esté en estos lugares que ama, las librerías, los museos, las galerías, no en ella.
 
 

Sólo una periodista conoce su identidad y ha conseguido hacerle unas preguntas. Por eso hemos sabido que ella, porque es una mujer, ha elegido dejar los libros en lugares que ama, con una pequeña nota y a partir de ahí se ha desentendido de lo que pasa. No le importa si se ha descubierto al momento o más tarde, "eso ya depende de otros" ha dicho. "Yo apoyo las librerías, los libros, las palabras y las ideas".
 
 
 Así que un ¡Ole! por esta artista que cubre las calles de su ciudad de obras de arte de papel.
Ya me gustaría encontrarme una
Y ¡Vivan los libros!, ya que como dice la autora
" A book is more than just a book "
 
 
 
 

sábado, 24 de enero de 2015

National Readathon Day - Día de la lectura



Hoy, sábado 24 de enero es el Día Internacional de la Lectura. Un maratón de lectura para todos los amantes de los libros.
Pero... sólo lo saben los americanos, que son los que lo han creado.


                        

Goodreads, The National Book Foundation, Penguin Random House y Mashable son los patrocinadores de este evento que durante el día de hoy ha organizado "quedadas para leer" en bibliotecas, librerías y colegios de EEUU y Canadá. También van a dar premios al final del día y han organizado lecturas con algunos autores conocidos.

Nosotros, desde el otro lado del charco, este año podemos unirnos al reto de leer. Dedicar unas horas de este día a sentarnos con ese libro que estamos leyendo o queremos comenzar a leer y centrarnos sólo en él. Nosotros y él. ¡Hoy se lo debemos! Para el año que viene, a ver si alguien se anima a organizar este día como es debido en nuestras ciudades.




lunes, 19 de enero de 2015

Mis retos, lecturas, proyectos y papel, mucho papel pero reciclado, para el 2015


Empieza el 2015 y el propósito literario es escribir, por supuesto, pero también dejar por aquí señales de que los libros siguen estando muy presentes en las vidas de muchos de nosotros, en el formato que sea, menos digital (sí, lo siento, tengo una guerra con ese formato).




En cuanto a escribir puedo decir que casi he terminado mi libro de relatos. Me falta hilar unas pocas palabras, transformar dos ideas que bailan en mi cabeza en letras unidas que expresen todo y soltarlas al mundo. Todos sabemos que el tiempo corre más rápido de lo que deseamos, así que no pongo fecha, sólo una pequeña marca en mi cabeza para darle prioridad.









Leer es otro de los placeres que vino adquirido desde que di el primer grito en este mundo.
Tengo un pequeño cuaderno que siempre va conmigo y en una de sus últimas páginas están apuntados los libros que quiero leer.

Y este año voy a intentar cumplir este reto: Reading Challenge 2015. Enero, hasta ahora, ha sido un buen mes de lectura, llevo 4 libros y terminaré uno más en breve. Viajes, tiempos muertos sin tecnología cerca, frío y manta cerca... Tengo que decir que algunos de los retos los he borrado, como el de leer algo con un triángulo amoroso, o un libro que se desarrolle en el instituto. He tachado esas frases y las he sustituido por otras más llamativas para mí.
Ya iremos viendo.





Y siguiendo con el tema de la lectura, quiero hacer un homenaje a mis queridos islandeses, cuya tierra visité hace unos años y hace un mes he tenido más presente al desarrollar uno de los relatos de mi libro allí.
Según varias fuentes, los islandeses leen más de 40 libros al año y uno de cada diez publica un libro a lo largo de su vida. Teniendo en cuenta que la capital cuenta con alrededor de 100.000 personas, se puede decir que en ella hay 10.000 autores. ¡Increíble! Y además de eso, son los que más libros per cápita compran. 
Todavía no he leído a ninguno de ellos, pero lo haré este año.
 
Y claro, si lo comparamos con el barómetro del CIS de diciembre de 2014 que analiza los hábitos de lectura de los españoles, hay mucho que envidiar: el 35% de los encuestados no lee nunca o casi nunca, pero un 29,3 lee todos o casi todos los días, y un 65% dedica alguna vez al trimestre un rato a la lectura.
Sobretodo es muy significativa la pegunta de los hábitos lectores en la infancia o adolescencia. El 37,5% de los encuestados confiesan que sus padres nunca les leían cuentos o libros, aunque en el colegio o en el instituto sus profesores les obligaban a leer (48,5%), y no solo eso: ¡les animaban a leer (42,1%)! Pese a esto, los lectores, o no, nunca hablaban de libros con sus amigos (32,9%).
 
Así que me siento una privilegiada, la verdad, porque puedo decir que a mi me pasó todo lo contrario.
 
Aquí está la noticia entera, muy interesante.

Y me despido ya con esta foto, atrayente, original, evocadora.

¡A leer y a escribir se ha dicho!


Una chica leyendo en un banco de Reykjavic (fuente)

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Escribiendo... hasta próximo aviso

No hay nada como escribir para que pasen, pasen, pasen los días y avances lentamente creando lo que espero que en Navidad sea ya el libro de relatos que tengo en mente desde hace dos años.
No me da la vida más que para centrarme en escribir, así que el blog se quedará en "stand by" mientras las letras salen y salen y van dando forma a mi querido "Conversaciones en los tejados".
Aquí estaré, en la cima de los edificios, soñando, creando, juntando historias. 
Hasta próximo aviso 










domingo, 29 de junio de 2014

Hasta después del verano


Estos meses han sido intensos.



Cuando no estaba escribiendo, pensaba en las historias.
Cuando pensaba en las historias, lo retenía lo más posible para luego escribirlo.
Cuando lo retenía, se hacía cada vez más poderoso en mi mente y los personajes se convertían en parte de mi día a día.
Cuando se hacía más poderoso, ya no era yo quien dominaba las historias, sino ellas.
Cuando me dominaban, podía vivir mil vidas a la vez...

Y al final, en este tiempo, los dos proyectos que tenía en mente han avanzado bastante. Ya tengo más de la mitad de la novela escrito y 12 historias terminadas para el libro de relatos que tenía en mente. Un pequeño impulso hasta final de 2014, y espero acabar una de las dos cosas.


Llega el verano y tengo que trabajar estos dos meses en un proyecto, también literario, y después volveré al blog. Así que me despido hasta entonces, deseándoos un verano lleno de lecturas.




jueves, 19 de junio de 2014

Libro-té... 4ª edición / Collage

Ya ha llegado el collage de la 4ª edición de Libro-té, unas cuantas fotos que me habéis mandado de los libros que os estáis leyendo y una pequeña representación de ellos. Cada uno utilizando su imaginación y aquello que tenía por casa para hacer su escenificación, cada uno dándole su toque personal.

Desde ya muchas gracias a los participantes, que siguen contribuyendo a este propósito mensual de ensalzar nuestros amados trocitos de papel.

Llega el verano y Libro-té cerrará por vacaciones. Los proyectos para terminar se me agolpan en la puerta y me piden salir. 
Volveremos con el viento. Mientras tanto... a seguir almacenando palabras.


 Las fotos!





Anne Claire, 
con la novela policiaca que está en sus manos ahora, representando la primera escena, donde empieza todo.




Elena, bibliotecaria de nacimiento.
Las tres bodas de Manolita. Almudena Grandes. 
Intensos retazos de vida en la cola de visitas de una cárcel de Madrid, después de la guerra civil.






Natalia
El libro que me estoy leyendo se llama "Animabcdario. Cuentos de animales", con de relatos de animales para niños. Así que he rebuscado en el cole muñecos de animales y los he puesto todos juntos.





Marta 
Relee a Gaston Bachelar y su poética del espacio. En fondos de Cultura económica ediciones.
"Es mi libro, que me acompaña siempre"






María y Victor
 Leyendo La dama hechizada, una novela de Vicente Rodríguez Lázaro ambientada en la historia de Cáceres. Empuñando una espada, "por si vienen los malos".



César, leyendo el libro de "Pantaleón y las visitadoras" de Vargas Llosa en el momento triste en el que Pantaleón deja Iquitos




Pablo 
está leyendo"La transición española a la democracia" de J. Tusell.  
Y la foto es una especie de alegoría sobre lo que supuso la transición (aunque la obra no haga excesiva crítica en ello). Una especie de juego de (des)equilibrios entre los herederos del régimen y las distintas facciones no asociadas al mismo. Por ese motivo, se representa un apretón de manos -símbolo del "consenso" pero una de las partes sostiene un cuchillo amenazante. 
De fondo, unos girasoles marchitos. Reflejo de nuestra situación actual, sin soles que nos guíen, agotada la legitimidad de estos 40 años de democracia de baja intensidad. 


Jana
leyendo "El guardián entre el centeno". 
Disfrutando y expectante entre ese ramo de centeno y con un cuadro de Nueva York de fondo, la ciudad donde Holden Caulfield, protagonista de esta novela, vive diferentes episodios que todavía esperan a ser leídos y saber hacia dónde le conducen.





Ventura
leyendo un libro que contiene tres obras teatrales magníficas.
"Estamos montando una de estas obras cuyo título es "No es la lluvia, es el viento" y mi personaje cree firmemente que si consigue hacer mil grullas de papel se cumplirá su deseo... No son mil pero se han posado sobre mi mesa unas cuantas a la espera de que lleguen las demás"





Belén,
Nos muestra su propio libro de relatos, recien sacadito del horno. Y quien mejor para explicarlo que la propia autora que da el por qué de su foto diciendo: " La magia escapa de las historias que habitan en un libro"




Y la mía,
El libro que me estoy leyendo se titula: La bibliotecaria de Auschwitz, y en una de las escenas, Dita, la protagonista, le dice a un profesor de su barracón que ella no necesita nada pero que le traiga celo y tijeras para arreglar los pocos libros que tienen y así duren más.









lunes, 9 de junio de 2014

Hina Aoyama: hecho con un par de tijeras



Hina Aoyama, empezó en el año 2000 a experimentar con el papel, y no ha podido dejarlo, como vemos en las fotos de arriba. Una labor que muchos llamarían tediosa y que ella define como una de sus pasiones, cortar el papel le brinda el tiempo necesario para reflexionar y relajarse. Y menos mal porque tarda una semana en recortar diseños de entre 30 y 60 centímetros.


Esta artista japonesa que se trasladó a Francia y ahora vive en Ginebra, se define a ella misma como una "papercut artist". Usando un simple par de tijeras pequeñas, consigue un delicado resultado de su trabajo con el papel (con una enorme dosis de paciencia ) y nos deja con la boca abierta. 
Comienza diseñando lo que va a recortar y luego lo imprime para empezar a cortar meticulosamente. Incluso tiene un canal de youtube donde se puede ver como trabaja, para que no dudemos del proceso. 

Ha sido premiada varias veces y ha expuesto en varios paises sus obras, como Francia o Tailandia.